¿CÓMO EVITAR EL PIE DE ATLETA?

El pie de atleta es una infección común causada por hongos la cual provoca enrojecimiento, descamación, fisuras e intensa comezón en la planta de los pies y entre los dedos. Aunque su nombre sugiera que solo aflige a deportistas cualquier persona puede verse afectada.

Por lo general el pie de atleta se adquiere por caminar descalzos en lugares públicos como piscinas, duchas, saunas o vestidores.

Para disminuir el riesgo de padecer este trastorno los dermatólogos recomiendan las siguientes medidas preventivas:
Use zapatos de baño o sandalias para caminar alrededor de las piscinas, saunas, en las duchas de los gimnasios, o vestidores e incluso en las habitaciones de los hoteles ya que el hongo que causa el pie de atleta puede estar en el suelo.

Conserve sus pies siempre secos, ya que el hongo se desarrolla en lugares cálidos y húmedos como un zapato caliente y sudado, el usar sandalias podría ayudar a dispersar el calor.
Aproveche su ducha diaria para lavar sus pies con jabón y luego séquelos cuidadosamente haciendo especial énfasis entre los dedos.

Utilice medias o calcetines que sean capaces de absorber fácilmente la transpiración, además cámbielos todos los días o cada vez que estos se humedezcan por el sudor.

En cuanto al calzado evite los de materiales sintéticos o de caucho ya que estos promueven el calor y la sudoración, además asegúrese en medida de lo posible de alternar los zapatos todos los días.

Evite compartir ropa, calcetines, toallas y calzado con alguien que haya sido diagnosticado de pie de atleta.
Si usted cree que tiene pie de atleta puede comprar una crema antimicótica en cualquier farmacia, pero si el cuadro no mejora o está empeorando lo mejor es acudir donde su dermatólogo.

Dr. Víctor Pinos
Dermatólogo
Quito – Ecuador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *