DERMATITIS ATÓPICA

Los niños con dermatitis atópica suele rascarse mientras duermen y tienen trastornos del sueño que efectan significativamente su vida y la de sus padres. En Derma-Aid hemos tratado satisfactoriamente cientos de casos y hemos recibido llamadas de sus padres quienes nos han dicho “Mi hijo nunca ha dormido toda la noche antes”.

¿Cuáles son los síntomas de la Dermatitis Atópica?

La dermatitis atópica también conocida como eczema es la enfermedad crónica más frecuente de la infancia  que hace que la piel se torne roja y pruriginosa.

Aunque puede variar de paciente a paciente estas son sus principales características:

  • Afecta del 5 al 10 por ciento de todos los niños según el país en el que resida.
  • Afecta principalmente a bebes o niños pequeños.
  • Puede durar hasta la adolescencia o la edad adulta.
  • El principal síntoma es el prurito (comezón, picazón) la cual puede ser severo, especialmente durante la noche.
  • Los pacientes con dermatitis atópica presentan lesiones rojas localizadas sobretodo en manos, pies, tobillos, muñecas, cuello, parte superior del pecho, párpados, la parte interna de los codos y las rodillas, y, en los recién nacidos, la cara y el cuero cabelludo.
  • La piel se torna seca, descamativa, agrietada y gruesa.
  • Puede causar cicatrices permanentes si el niño se rasca demasiado.
  • Disminuye la calidad de vida debido a la sensación de picazón constante.
  • No es curable, pero se puede controlar satisfactoriamente.
  • La mayoría de niños mejoran a medida que crecen.

¿Cuáles con las causas de la Dermatitis Atópica?

La causa exacta del eczema no se conoce, pero es probable que se deba a una combinación de  una piel que es incapaz de mantenerse hidratada con un mal funcionamiento del sistema inmunológico. Los pacientes con eczema son más propensos a contraer infecciones como el impétigo y el molusco y a menudo tienen también dermatitis de contacto, rinitis y asma.

¿Cuál es el tratamiento de la Dermatitis Atópica?

La dermatitis atópica es un trastorno complejo y puede requerir la combinación de varios esquemas terapéuticos, los cuales incluyen:

  • Sustitutos del jabón para su aseo
  • Cremas hidratantes
  • Cremas o ungüentos con corticoides
  • Antibióticos
  • Antihistamínicos orales
  • Inmunomoduladores

El dermatólogo es quien debe diseñar un esquema de tratamiento con controles habituales. Es muy importante no automedicarse, ya que la enfermedad podría empeorar. La respuesta al tratamiento suele ser a corto plazo, no obstante los padres deben ser constantes y disciplinados para evitar recurrencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *