DERMATOLOGÍA Y COVID 19


MANIFESTACIONES CUTÁNEAS ESPECÍFICAS Y EFECTOS INDIRECTOS DE LA PANDEMIA EN LA PIEL

Aunque la dermatología tiende a ser subestimada tanto por el público como por colegas de otras especialidades, la verdad es que los dermatólogos podemos diagnosticar más de 2000 enfermedades a través de la piel, el pelo y las uñas, y al parecer COVID19 no es la excepción.

En medio de la crisis sanitaria actual muchos nos preguntamos si el coronavirus puede producir manifestaciones cutáneas específicas? En otras palabras, ¿Podemos diagnosticar COVID 19 a través de la piel?

Las publicaciones realizadas hasta el momento indican que esta enfermedad puede afectar el tegumento de 6 formas diferentes:

  1. Provocando lesiones cutáneas específicas de la infección.
  • El 22 de marzo de 2020 en grupo dermatólogos italianos que dejaron sus labores habitualues para ayudar con la pandemia publicaron el análisis de 88 pacientes infectados de los cuales el 20% tenían lesiones en piel: 14 pacientes tuvieron una rash generalizado similar a las erupciones morbiliformes que se ven en otras infecciones virales, 3 pacientes tuvieron urticaria y 1 tuvo una reacción vesicular similar a la varicela. El área corporal afectada con más frecuencia fue el tronco. Y la gravedad de la infección no guardaba relación con este tipo de lesiones. Puedes leer el artículo aquí Doi: 10.1111 / jdv.16387.

 

  • Cada vez hay más reportes médicos de pacientes con lesiones lineales rojas en forma de red o “reticulares” denominadas clásicamente como LIVEDO RETICULARIS.
  • También hay un reporte de caso de un paciente con fiebre y rash que fue diagnósticado erróneamente como DENGUE.
  • Y otras manifestaciones que llama la atención sobre todo en pacientes jóvenes es la presencia de lesiones en dedos de manos y pies similares a la perniosis. Se cree que es una expresión de microtrombosis secundaria al daño endotelial producido por el virus. Se asocian a buen pronóstico y hasta el momento no se han visto casos de necrosis digital.  Puedes acceder al caso publicado en https://www.ejpd.com/images/acroischemia-ENG.pdf

Tomado de European Academy of Dermatology and venereology

  1. Gran parte de las lesiones producidas en la piel pueden ser reacciones adversas a fármacos que se han tomado durante la infección. Es necesario tomar en cuenta que aunque esté enfermo de COVID 19 los fármacos que tomamos para controlar la sintomatología pueden ser la causa de determinadas erupciones cutáneas, por lo que no toda lesión en piel debe ser atribuida solo a la infección. El grupo dermatológico italiano mencionado previamente tomó en cuenta este hecho descartando a los pacientes que habían tomado medicamentos nuevos.
  1. Algunas lesiones en la piel pueden ser causadas por el empeoramiento de enfermedades dermatológicas preexistentes. Aquellos pacientes que padecen psoriasis, dermatitis seborreica, acné, rosácea, diferentes formas de alopecia, etc, pueden experimentar exacervaciones de la sintomatología como consecuencia de la ansiedad, miedo o estrés al que estamos sometidos. Esto lo estamos observando en las consultas de telemedicina que nos han realizado por nuestra plataforma.
  1. Lavarse las manos con frecuencia o el uso de equipos de protección personal como mascarillas y guantes pueden producir, resequedad y/o dermatitis irritativa de contacto. Ya hemos hablado de este tema y hemos compartido medidadas preventivas en un post previo.
  1. Los dermatólogos tratamos varias enfermedades cutáneas inmunomediadas como la psoriasis, la dermatitis atópica y la hidradenitis supurativa con medicamentos inmunosupresores (medicamentos que bajan las defensas) biológicos y no biológicos. En este contexto surge la siguiente pregunta ¿Es necesario suspender este tipo de tratamientos a nuestros pacientes mientras dure la pandemia para evitar que sean más vulnerables a infectarse?. Pues una revisión realizada por dermatólogos españoles concluyen que los pacientes inmunodeprimidos no tienen un mayor riesgo de enfermedad grave y complicaciones,  en comparación con la población general.

Por lo tanto, los pacientes con enfermedades inmunomediadas cutáneas  pueden continuar su tratamiento incluso durante el brote de COVID-19, para evitar así exacervaciones que pueden afectar marcadamente su calidad de vida. Por otro lado,  si se recomienda suspender el tratamiento inmunosupresor o biológico en pacientes con infección activa por COVID-19. Puede acceder a esta revisión haciendo click aquí.

  1. Aunque los datos siguen siendo un poco controversiales hasta el momento de escribir este post al parecer la Hidroxicloroquina, un medicamento que utilizamos los dermatólogos para controlar el LUPUS y otras enfermedades, podría prevenir y tratar la infección por coronavirus. Este hecho ha producido un desabastecimiento del mismo por lo que lamentablemente nuestros pacientes afrontan dificultades para adquirirlo. Esperemos que las empresas farmacéuticas abastescan con la cantidad necesaria del fármaco para que podamos disponer de él si fuera necesario.

Como conclusión tenemos que la piel se expresa de varias maneras en esta infección, cada día aprendemos más sobre su comportamiento y manifestaciones.

Mi más profundo respeto y admiración a los trabajadores de la salud, policia nacional, fuerzas armadas y científicos que siguen trabajando y colaborando para controlar la pandemia. Un abrazo fraterno a aquellos ciudadanos que permanecen en casa mostrando fortaleza y dominio sobre si mismos.

Ánimo, no nos rindamos, aplanemos la curva, esto también terminará

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *