IMPÉTIGO

El impétigo es una infección bacteriana que afecta principalmente a los niños, aunque puede contagiarse a personas de cualquier edad.

¿Cuáles son los síntomas del impétigo?

Esta infección de la piel está caracterizada por la presencia de costras amarillentas o ampollas que producen prurito (comezón) de gran intensidad asociadas a erosiones producidas por el rascado. Además debido a la manipulación que estas lesiones suelen sufrir es muy frecuente que las lesiones se diseminen, incrementando el malestar en la persona afectada.

¿Cuáles con las causas del impétigo?

El impétigo es causado por bacterias de tipo estafilococo o estreptococo que invaden y se reproducen en la capa más superficial de la piel conocida como epidermis, una persona que está en contacto directo con un paciente infectado corre el riesgo de contagiarse con gran facilidad.

¿Cuál es el tratamiento del impétigo?

A pesar de que el impétigo es una infección que no pondrá en peligro la vida de quien lo padece, su tratamiento antibiótico oportuno es de gran importancia debido a que la sintomatología puede influir en la calidad de vida del paciente y también porque se han reportado casos de afección renal posterior a esta enfermedad.

En los últimos años el uso indiscriminado de antibióticos ha generado que las infecciones bacterianas sean cada vez más difíciles de tratar, por lo que acudir a un dermatólogo para formular un esquema de tratamiento específico es fundamental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *